miércoles, 7 de marzo de 2012

Monumento a la cerveza

[Edificio de la cervecera Grain Belt, en Minneapolis]

La abundancia de cebada y el gran número de colonos de origen alemán permitió que la elaboración de cerveza fuera una de las primeras industrias de Minnesota.

Sin embargo fué un inmigrante francés, John Orth, quien construyó el edificio y fundó la compañía Grain Belt a principios de 1890, fecha en la que existían ya más de 100 fábricas de cerveza operando en el estado. La impresionante fábrica fué pasto de las llamas en el terrible incendio de Minneapolis de 1893, aunque la mayor parte del edificio consiguió mantenerse en pie.

En abril de 1975, Irwin Jacobs, vice-presidente de un fábrica de bolsas, compró Grain Belt. En noviembre de ese mismo año se vendieron las etiquetadoras, los inventarios y la mayor parte de la organización a G. Heileman Brewing Company, propietarios de la fábrica de cerveza Schmidt en Saint Paul. Mientras, la etiqueta de Grain Belt se siguió aplicando a la cerveza elaborada en otros lugares, hasta el el 25 de diciembre de 1975, año en el que se vendió la última cerveza embotellada aquí. Jacobs negó que hubiera comprado la fábrica de cerveza para cerrarla y utilizar la tierra que ocupaba frente al río para otros fines, pero se le negó el permiso para demoler los edificios debido a manifestaciones por parte de activistas de barrio, liderados por Jeanette Mayo. La ciudad de Minneapolis compró el edificio en la década de 1980.

Por último, a finales de 1990, la antigua fábrica de cerveza fué restaurada por los arquitectos de RSP como oficinas para sus 200 empleados.  El edificio actual continúa siendo alquilado, y gran parte del área de almacén ha sido renovada y está en uso para oficinas, pequeñas empresas, estudios de artistas, y apartamentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario